dijous, 29 de desembre de 2011

Errar el tiro

A pesar de estar en Dubai (no me canso de decirlo) estas Navidades, hoy me he mantenido atento a la actualidad gracias a Twitter y, sobre todo, a Blogsdepolitica (gran trabajo el suyo en el dia de hoy con el discurso del principal candidato). He podido seguir el discurso de Rubalcaba a los militantes del PSOE que, si lo creen conveniente, deberian elegirle como Secretario General de su partido. Dejando aparte que la version twittera del candidato apenas ha lanzado unos 15 twits durante todo el mensaje (mientras @blogsedpolitica unos 70 u 80), el principal problema del mensaje lanzado a las bases ha sido la falta de credibilidad. No por el pasado del candidato, ni por los desastres electorales de este 2011, sino por la total y absoluta falta de un discurso creible. Para quien no lo sepa, soy simpatizante, pero no militante del PSOE. Les he votado y me gusta cuando ganan elecciones, pero les he criticado y seguire haciendolo cuando hagan mal las cosas, como llevan haciendolo varios anyos (lo siento, sigo con un teclado sin Enye en Dubai).

Buenas intenciones y poco mas en el discurso de Rubalcaba.
El primer error del discurso de Rucalcaba es que parecia mas destinado a los medios de comunicacion o a sus ex votantes que a los militantes que deben elegirle como Secretario General. Ha pasado buena parte de su discurso admitiendo los obvios errores cometidos en campanya y no ha sido hasta el final de su comparecencia que ha propuesto, si no lo he entendido mal, primarias abiertas (sin mencionar a quien se abren y a quien no, y la creacion de la figura del "simpatizante" del partido, con una presencia online destacada). Porque seamos sinceros, decir que tu objetivo es "unir el partido y cambio" es no decir NADA. Como propuesta, no llega ni a floja. Twiteando, Alberto Sotillos se ha mostrado muy poco convencido con el discurso y ha comentado que "la clave es encontrar un proyecto ilusionante, seguiremos buscando". Es todo un ejemplo del descontento de las bases socialistas. Otro ejemplo podria ser Martu Garrote, quien en su blog, ha dejado muy claro su descontento con Rucalcaba, por varias razones. 

Resumiendo, podriamos decir que ha sido un discurso decepcionante, con nada mas que buenas intenciones y apenas ninguna propuesta, errado en su publico objetivo (mas los medios generalistas que sus militantes) y con voluntad de disculpa hacia sus electores. Esto ultimo no esta mal, pero en mi opinion, la mejor disculpa para un candidato y un equipo electoral que ha llevado al partido a la mayor derrota de su historia en unas elecciones, quiza no sea un discurso, sino marcharse. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada