dimarts, 8 de novembre de 2011

La oratoria vs "hacer bien las cosas"

Este lunes 7 de noviembre se ha celebrado el esperado cara a cara entre Rajoy y Rubalcaba, en el que ambos candidatos han dado mucho más juego de lo esperado. En múltiples ocasiones no respondieron a las preguntas del contrario, como suele ocurrir, pero en esta ocasión no hemos visto el debate encorsetadísimo de hace 4 años entre los dos candidatos y ha sido un ejercicio de estrategias comunicativas apasionante. El debate en sí no ha sido apasionante, como ha concluido Campo Vidal, pero ha atraído el interés de miles de personas en las redes sociales, ya que era casi imposible seguir los comentarios de esta red social y estar atento al cara a cara a la vez. Periodistas y Twiteros anónimos se han expresado y han analizado el cara a cara de forma muy variada, unos basándose en las anécdotas (los nervios iniciales de Rubalcaba o la contínua tendencia de Rajoy a la lectura, tanto al inicio, como al final, como en muchos tramos intermedios del mal-llamado debate. 

En cuanto a las formas de los candidatos, se puede decir que Rubalcaba es mucho mejor orador, ha empezado atacando desde el primer minuto y explicando muchas de sus propuestas, interpelando a su contrincante y ha llevado buena parte del peso del cara a cara. Rajoy por su parte ha estado bastante mejor que en el debate de hace 4 años (cosa tremendamente fácil) pero no mejor que su rival en las hurnas. Aún así ha salido satisfecho del debate porque ha aguantado relativamente bien los constantes envites de Rubalcaba y ha podido salir vivo del debate, lo que le proporciona una victoria, como digo, a pesar de estar peor que Rodriguez... eehhh Perez Rubalcaba. Este último ha apelado constantemente a un programa oculto del PP y ha intentado que Rajoy se mojara y contara alguna medida. Lo ha conseguido a medias, cuando de forma calculada Rajoy ha presentado una minibatería de medidas al final de una de sus intervenciones, cuando Rubalcaba ya no tenía tiempo para responder. El viejo truco. También es cierto que Rajoy ha mencionado dos municipios sevillanos como si fueran de Cádiz y ha regalado una localidad gaditana de más a la región, pero eso son errores que no han sabido ser explotados por Rubalcaba, que de haberlo sabido, hubiera puesto a Rajoy en un mal sitio, aunque se trate sólo de una simple anécdota.

El debate entre Rubalcaba y Rajoy tuvo más ritmo y dio más juego que 4 años antes. 
Hablando ya de la parte final del debate, esos 3 minutos que tienen los candidatos para dirigirse al país ("al conjunto de los españoles", como ha aclarado innecesariamente don Mariano), Rajoy ha comenzado y ha reflejado lo que ha sido su aportación en el debate, es decir, prometer vaguedades como que "vamos a hacer las cosas bien" (nos han jodido, no te vamos a votar para que las hagas mal, Mariano) y acusar al rival de haberlo hecho todo mal. No ha tenido reparos en seguir leyendo del papel constantemente, lo cual no deja de ser un dato no relevante, aunque un mal detalle para un político mediático del siglo XXI. Sus historias de StoryTelling de "yo traje la luz a mi pueblo cuando estaba en la diputación" han sido algo bizarras y viejunas, la verdad. Estamos en el s. XXI, no en el XIX, ya se le podrían haber ocurrido algunas mejores a sus asesores de campaña... Pero ¿todo esto le va a hacer perder las elecciones? No, claramente no. Las elecciones, están prácticamente ganadas por el PP, a juicio de muchos (de hecho, el propio Rubalcaba instaba continuamente a Rajoy con "lo que usted va a hacer (cuando gobierne)", error que no se ha cometido más tras el descanso publicitario, los asesores han estado atentos). 

Manuel Campo Vidal, presidente de la Academia de TV,
ha moderado el  debate. 
Mi pregunta es, ¿ha sido realmente un error? En mi opinión no. Estudiando para el doctorado, nos enseñaron que hay ocasiones en las que es mejor jugar a no ganar las elecciones. Es decir, ir como carta ganadora puede ser un error garrafal, como ya le ocurrió al PSOE de Almunia, que se la pegó estratosféricamente. Creo que el equipo de Rubalcaba hace tiempo que es plenamente consciente de su derrota y van a minimizar los daños y a desgastar/desenmascarar a Rajoy, como se ha visto hoy en el debate con la continua actitud guerrera de Alfredo. A su salida, Rubalcaba se ha marchado con Elena Valenciano sonriendo, tranquilo, aunque se notaba algo forzoso en su sonrisa. En su mensaje final a las cámaras, el candidato del PSOE ha comenzando con una apelación directa al 15M, pidiéndoles que voten, ya que "con la abstención no se consiguen subvenciones para colegios", es decir, que la abstención sólo beneficiará al PP. También ha hablado de si mismo, de su perfil como candiato, dirigiéndose a su masa de votantes y a los indecisos. Es un gran orador, pero su pasado en el Gobierno le quita credibilidad.

Resumiendo, Rubalcaba ha perdido el cara a cara porque, estando mejor que Rajoy, no ha sido capaz de tumbarle. Es decir, la resistencia pasiva de Rajoy le ha dado la victoria en el debate... y en las elecciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada