dijous, 4 de març de 2010

El mar de Madrí, Madrí, Madrí...

En la 11ª entrada de mi blog me apetece hablar de la meseta, donde un vive especimen político muy peculiar que consigue siempre estar en la cresta de la ola. Sí, nuestra amiga, la dama de hierro de Madrid, Esperanza Aguirre, a quien por estas tierras mesetarias se suelen referir como "la Espe". Míticas son ya sus peleas dialécticas con Gallardón (más míticas aún en los Guiñoles). Como digo, la Espe tiene una capacidad de adaptación que muchos camaleones envidian. Este animal político es capaz de aprovechar cualquier polémica (crisis, Caja Madrid, cualquier tema anti-Catalunya como el debate de los toros...) para meter baza, hacer oposición al gobierno y sacar rédito electoral. No sólo es capaz de inaugurar varias veces el mismo hospital (varios de ellos en realidad), sino que es experta en acusar a todos de lo que hace ella (aunque eso tampoco tiene mérito, pq es práctica habitual en el PP).

No voy a criticarla por ser malhablada (inolvidable esa frase del "hijoputa") porque en este país todos lo somos. Tampoco por conspirar para ser elegida con el "Tamayazo", por tener la televisión autonómica más parcial y manipulada del país, por intentar hacerse con el partido a la brava tras la segunda derrota electoral contra Zapatero o (y esto es reciente) "no descartar liderar el PP si Rajoy se marcha" (Diós qué sutil es esta mujer). Pero todo esto es "pecata minuta", nada reprochable porque es política. Éticamente despreciable, pero como digo, simplemente política. Si eres político y quieres llegar lejos, imítala, ríndele pleitesía. Si tienes conciencia... ¿para qué coño te has hecho político? En realidad somos muy afortunados porque es demasiado radical para ser elegida candidata a la presidencia del Gobierno. Por muy fatal que lo haga Zapatero, en el PP saben que movilizaría a los votantes de izquierda para votar contra ella. "Vuelve la ultra derechaaaa", dirían. Eso no pasaría tanto con Gallardón, Feijoó o el propio Rajoy. Aunque quisieran vestirla de centrista, no habría seda suficiente en toda la calle Serrano para tapar a esta mona.

Además "la Espe" tiene muchos enemigos en el PP, fuera de Madrid. Sí, es cierto que en su reino, "la Comunidad", es Reina Absoluta, sin rechistes ni otra mosca cojonera que Gallardón y su gente, pq lo que es la oposición política en Madrid, es casi inexistente. Les sacan en la SER para quedar bien, porque la verdad es que mucho mucho no se lo merecen. Es lo que tiene el PSOE de Madrid, que lo forman las sobras de Ferraz y no repiten candidato nunca. Por algo será.

De quien sí hablan bastante en estos lares, con ingenua esperanza, es de Rosa Díez. Y digo ingenua porque como ya comenté últimamente con la ley electoral actual es imposible que saque buenos resultados en el Congreso. Además, tampoco tiene ni la popularidad, ni el dinero ni el respaldo mediático imprescindible para ello. El centro político desapareció con el partido de Adolfo Suárez y creo que jamás volverá. Es decir, existe claro, pero fagocitado, no en un único partido. Y seamos realistas, Rosa Díez tampoco es la esperanza blanca que este país necesita. No es una cabeza con cartel suficiente.

¿A quien votamos entonces? Ah! Cada uno al que menos le disguste o al que le time mejor. Yo voto en "La Comunidad" y soy un mar de dudas. Un mar en Madrid, paradojas de la vida.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada