diumenge, 12 de maig de 2013

15M: Segundo Aniversario

En estos dos últimos años se han producido muchos análisis sobre la evolución del 15M (esta semana han destacado los de Javier Gallego Crudo y el de Iñaki Gabilondo). Hace un año, en el post "15M: Un año después", me preguntaba hacia donde iría el movimiento que ha revolucionado este país desde mayo de 2011. Hoy veo que el movimiento ha recorrido un largo camino de 24 meses en el que se ha pasado de la euforia y la fiesta que supuso la Acampada Sol, a la lucha en las plazas y en la calle, protestando y manifestándose en cada ocasión que se ha presentado. A pesar de ello, aún ahora, dos años después, hay quien sigue sin querer entender qué es el 15M. Aún ahora hay quien no ha entendido que va más allá de la lucha entre partidos, entre patronal y sindicatos, o de las viejas luchas, que por desgracia han regresado para tener una fuerte vigencia. Y digo por desgracia porque la situación social y laboral actual no la hubiésemos soñado ni en la peor de nuestras pesadillas. Hay quien dice que ya hemos perdido esa batalla, pero manifestaciones como la de la Educación del pasado jueves 9, nos hacen ver que salir a la calle sí sirve, ya que la aprobación de la ley LOMCE o la retrógrada Ley del aborto de Ruiz-Gallardón se han postergado, una vez más. Sirve mucho más que quedarse en el sofá criticando cínicamente, desde luego. 

Como hemos explicado muchas veces, el 15M no ha sido otra cosa que un despertador social que nos abrió los ojos ante el letargo de la bonanza económica y que ha servido para que, quienes no se interesaban por la política creyendo que eso no iba con ellos, participen en los distintos movimientos sociales. Si repasamos el último año, hemos comprobado que plataformas como la PAH han cogido una especial relevancia (de hecho, Ada Colau destacaba en esta entrevista la importancia que tuvo el 15M para su plataforma). También hemos comprobado cómo las distintas mareas (la verde de la Educación, la blanca de la Sanidad, la negra de los Mineros y muchas otras que han surgido en este tiempo) se han sumado al esfuerzo colectivo, como sucedió el pasado 23F. Es mucho el camino recorrido, y mucho más el que habrá que recorrer en los próximos meses. También han surgido propuestas que han tomado otros caminos, como el del Partido X (una iniciativa, en mi opinión, muy errada en la forma, aunque cargada de buenas intenciones, por lo que he podido descubrir tras breves indagaciones en el asunto). 

Cual es el camino que tomará el 15M sólo lo dirá el tiempo, aunque parece claro que no llevará el nombre propio, 15M, sino el nombre que cada colectivo quiera darle: Agorasol Radio, Tomalatele, 15M.cc, Marea Blanca, Marea Verde, Marea Negra minera, los colectivos de afectados por las preferentes, Tomalosmedios, 15MpaRato, Interviene G.I.L.A. o cualquiera de los movimientos, agrupaciones o uniones de activistas que hayan surgido del movimiento o que ya existieran antes, como es el caso de la PAH, TeleK, DRY, Attac, Anonymous u otras muchas organizaciones sociales pre-15M. El 15M puso en valor valores ya existentes, olvidados por muchos, y como movimiento social ha evolucionado y se ha transformado en decenas de iniciativas colectivas que llevan ya dos años (las más veteranas) reivindicando una mejor democracia, denunciando las desigualdades y protestando contra los recortes llevados a cabo por los gobiernos del PSOE y el PP. 

También ha servido de escaparate, como mencionábamos antes, para plataformas ya existentes que han luchado históricamente por nuestros derechos, como la PAH, que ha hecho un trabajo ingente para defender los derechos de los hipotecados. Creo que es hora de seguir avanzando hacia otras metas, como comentaba David García Aristegui en la entrevista que concedió en esta edición del programa "Sangre Fucsia" de Agorasol Radio. También creo que hay que seguir presionando a los políticos para conseguir una democracia más justa, menos corrupta y avanzar en este segundo proceso de Transición de una democracia que no sólo es mejorable, sino que requiere una refundación, para conseguir un mayor control de lo que llevan a cabo los partidos políticos, los estamentos judicial y policial y, sobre todo, de la banca. Paso a paso, lo conseguiremos. 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada