dissabte, 28 de maig de 2011

De los creadores de "El dedazo de Aznar" llega...

Decía el otro día Miguel Ángel Aguilar en su "telegrama" de Hora14 que "el PSOE acabará decidiendo lo que sea peor para el partido". Y así ha sucedido. Para perpetuar a una dirección que ha llevado al partido a lo más altas cotas del fracaso, Chacón se ha visto obligada a dejar la carrera electoral y el partido ha decidido que Rubalcaba sea el próximo candidato. Hablando rápido y mal, DEDAZO. Cierto es que el proceso de primarias está abierto, pero seamos sinceros, ¿qué político con dos dedos de frente intentará oponerse a Rubalcaba? ¿Qué majadero intentaría tal suicidio político que, además, le llevaría a unas elecciones generales con muchas posibilidades de perder escandalosamente? Qué decepcionante para los votantes de izquierda, que esperábamos algo más, algo mejor, de un partido teóricamente de izquierdas, que lleva años proclamando las bonanzas de las primarias, para que luego venga Zapatero y la dirección del PSOE y no sean neutrales, como tampoco lo fueron en los casos de Tomás Gómez y Jordi Hereu. Cuando más importante era demostrar neutralidad, más se la han saltado a la torera. Cuando más importante era hacer autocrítica, más se la ha echado de menos. Cuando más necesario y urgente es hacer un debate de ideas y de medidas a tomar, más se retrasa el asunto. Felicidades PSOE, vas directo al abismo. Una vez más. 

En cuanto a la #acampadabcn, creo que deben agradecer a Felip Puig el hecho de revitalizar un movimiento que empezaba a decaer, a perder protagonismo en los medios, gracias al brutal desalojo que se produjo la mañana del pasado 27 de mayo. Los indignados se defendieron optando por no actuar, de forma pasiva, y fueron por ello desalojados a golpe de porra, con la excusa de la higiene, con la excusa de limpiar la plaza. Y sí, lo que se dice limpiar, la limpiaron: 37 heridos leves y uno grave. Un hecho de tal brutalidad ha sido reflejado por medios de todo el mundo, tildando las medidas tomadas por Puig como "dignas del franquismo". Realmente, los Mossos d'Escuadra de Felip Puig parecían por sus formas aquellos "grises" de los que me han hablado algunas veces mis padres. Puig, por supuesto, ha justificado sus acciones y culpado a los periodistas de desprestigiar a la policía. No Felip, las cámaras no tienen la culpa. Las cámaras nunca tienen la culpa.

Los Mossos d'Esquadra, desalojando amablemente a uno
de los 'indignados' de Plaza Catalunya.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada