dijous, 19 de maig de 2011

Campaña 2011 (2ª parte): Y el pueblo se indignó...

Poco imaginábamos hace un par de semanas todo el revuelo causado por el movimiento #15M, también conocido como #democraciarealya y que ha tomado la plaza del Sol de Madrid y otras muchas plazas españolas (incluso en Europa y Latino-américa) en lo que se ha conocido como la #acampadaSol. Incluso el Washington Post ha hablado en su portada sobre este asunto. Pero el tema es de tal calibre que lleva siendo Trending Topic hace ya más de una semana, no sólo en Twitter sino en todas partes (televisión, prensa, radio, revistas y obviamente Internet). El periódico gratuito 20 minutos resumía así algunas de sus reivindicaciones.

La concentración en la plaza del Sol de Madrid.

Pero ¿qué es esto del movimiento #15M? A primera vista, un grupo de gente que está hastiada de que los principales partidos (PSOE-PP), la banca y las grandes instituciones que dirigen este mundo (FMI, Banco Central Europeo, las agencias de calificación como Standard and Poors o Moody's, la OTAN, la UE y muchos más) no representen y que les "traicionen", cuando deberían estar defendiendo los intereses del pueblo. Por ello, dicen en un comunicado, se oponen "al descrédito paulatino de las instituciones que dicen representarnos, convertidos en meros agentes de administración y gestión, al servicio de las fuerzas del poder financiero internacional". Pero no son un grupo antisistema no, ni un grupito de Ninis. Tampoco son sólo los "jóvenes sin futuro" de nuestro país. Son, como dicen ellos mismos, "un grupo de ciudadanos de diferentes estratos sociales que, después de muchos años de apatía y cabreados por su falta de representación, (...) se han reunido en la puerta del Sol (de Madrid) en torno a la idea de la Democracia Real". Básicamente, la gente ha dicho "BASTA" a la clase política y a muchas otras instituciones. Han dicho que "ya está bien de que nos mangoneen, que nos utilicen y lo único que les importe es nuestro voto para luego olvidarse por completo de nosotros". Creo que os puede resultar muy útil (para entender un poco mejor qué es esto de #acampadasol) este mapa conceptual. Es una forma de decir basta a la política del gesto y de la imagen, en lugar de la política de la palabra, como podemos ver en este video que describe muy bien cómo se hace política actualmente.

Tal movimiento ha saltado en plena campaña electoral de municipales y autonómicas y ha hecho saltar por los aires los mítines y el plan establecido y ha dejado descolocados a líderes, jefes de campaña y a muchos periodistas y tertulianos. Las reacciones han sido muy distintas. En la ultraderecha les jalean, porque teóricamente todo esto desgasta al PSOE, que ahora está en la Moncloa, pero veremos qué ocurre si todo este movimiento sigue tras las Elecciones Generales y cuando tardan los medios cavernarios en desprestigiarles y atacarles con su ferocidad y bilis habituales. Fernando Garea analizaba de esta forma la época de bonanza del PP con todo este asunto. En la izquierda, IU, a pesar de que niegan querer apropiarse políticamente de este movimiento, se ha acercado a ellos por lo común de algunos planteamientos políticos entre ambos. Mientras, en el PSOE son todo indecisión, y dudan entre apoyarles (a pesar de que les critican), ignorarles (para que no digan que se quieren aprovechar electoralmente de este movimiento) y atacarles (porque suponen para un desgaste más en tiempo de campaña). Ha sido una bofetada en toda la cara de la clase política tradicional, que sigue sin adaptarse a los tiempos. Decían hoy en Twitter que en lugar de pedirles el voto, los políticos deberían pedirles su opinión o su consejo. Esperanza Aguirre, en un alarde de comparar lo incomparable, se ha "indignado" por la comparación de #democraciarealya con las revueltas de Egipto y ha unido/relacionado este movimiento con Franco y los sátrapas comunistas en el mismo argumento (muy bien Espe, tú siempre tan fiel a tus referentes tiránicos y absolutistas), mientras que el imaginativo César Vidal cree (haciendo un homenaje, supongo, a Mayor Oreja) que detrás de todo esto está la kale borroka (felicidades César, sigue así, pronto te darán el "Premio Urdazi a la Política Ficción más paranoica, absurda y reaccionaria"). Incluso se han difundido formas de desacreditar al #15M, hecho denunciado por Javier Peña en este artículo. Carlos Carnicero ha escrito en los últimos días varios artículos sobre este movimiento, en los que hablaba del miedo de los partidos a la democracia 2.0, de la distancia entre la generación 1.0 y la 2.0 y, quizá el más interesante,  dando diez claves para entender ¡Democracia Real Ya!

El Roto, como siempre, dando en el clavo.
Este movimiento, concentrado en la plaza de Sol de Madrid, recoge y redacta propuestas en internet para discutirlas y exigirlas a las instituciones gobernantes. Podéis leer aquíaquí algunas de ellas. Entre ellas destacan por ejemplo la reforma de la ley electoral, anulando la ley D'Hondt por un sistema de representación mucho más justo o proponiendo que el voto en blanco tenga una representación en el Parlamento. También muchas otras sobre la eliminación de los privilegios de la clase política (como la eliminación de la inmunidad asociada al cargo o la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, la publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos o la reducción de cargos de libre designación). También se reclaman políticas contra el desempleo, por el derecho a la vivienda o por unos servicios públicos de calidad, entre algunas otras. Mientras que muchas de ellas son muy razonables y deberían ya estar aprobadas, otras no lo son tanto, son populistas, son más difícilmente realizables o están ya en vigor, aunque se cumplan poco o de forma algo laxa. Resumiendo, lo que quieren es que la democracia sea algo más que pedir el voto a la gente cada 4 años. Es lo que se ha llamado (en inglés, para que los medios extranjeros lo sigan también) #spanishrevolution. Y esta llamada "revolución" parece que no la va a parar ni los políticos, ni las instituciones, ni la Junta Electoral Central, que ha prohibido manifestaciones en la absurda jornada de reflexión. Un error garrafal a mi entender, que Pedro J Ramírez ha analizado de esta forma en su twitter: "Si el 15-M desafía a la ley, ayudará a que el PP arrase el domingo y el lunes nadie les hará ni caso y serán ya un problema de orden público". Como suele decirse, "se te ve el plumero" Pedro J., ya estás pensando en que el PP arrase y que esta gente sean sólo unos desalmados a los que haya que encerrar, pasadas las elecciones. Y eras tú el que acusabas al PSOE de instrumentalizar el #15M... Pero hay que recordar que este es un movimiento completamente pacífico y que en los varios días que lleva acampado no ha provocado un solo altercado. 

Pero como decía Iñaki Gabilondo en su videoblog, los grandes partidos deben saber adaptarse a los nuevos tiempos, refundarse si es necesario, y este movimiento, debe sobretodo, debe ir a votar este domingo. Porque creo que no votar es precisamente darle la espalda a la democracia y seamos sinceros, en cada municipio y comunidad autónoma hay cerca de 15 partidos distintos a los mayoritarios, muchas más opciones de las que aparecen en los medios que deben ser tomadas en cuenta y que pueden y merecen ser votadas. Vota a quien quieras, pero vota. Vota, porque no votar no es la forma real de ser más democrático

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada