dimecres, 17 d’abril de 2013

Cortina de Nazismo

Hacía tiempo que la ínclita Cospedal no aparecía en los medios, de hecho, desde su famosa "indemnización en diferido". Lo hizo el otro día para decir que los escraches son "Puro nazismo" y hoy nos hemos despertado con otra asombrosa frase, en la que sugiere que los votantes del PP "dejan de comer antes que no pagar su hipoteca" (esta noticia de La Vanguardia fue modificada pocas horas después de ser publicada, en el titular original se leía esto, luego se demostró que no era una frase literal). No voy a entrar mucho en este juego, de hecho nada, porque hay una cosa clarísima y es que Cospedal y el PP pretenden ocultar hoy la noticia de que Bárcenas fraccionó donaciones al PP para ocultar que eran ilegales, como ha informado hoy El País

Viñeta de Ferran sobre las cortinas de humo.
Hay que reconocerlo, en el PP son expertos creadores de cortinas de humo para ocultar sus delitos. Hace unos meses Wert habló de "Españolizar a los niños catalanes", para ocultar una espectacular subida del paro de la que NADIE HABLÓ en las redes. Hace un tiempo el ministro Gallardón lleva meses hablando y tratando el tema del aborto para ocultar varios escándalos y corruptelas de su partido, como por ejemplo el Caso Bárcenas y sus relaciones con la trama Gürtel. Hace poco Cospedal despertaba de su letargo "en diferido" y volvió a la sala de prensa del Partido Popular para volver con un Greatest Hits que solía usar muy bien Esperanza Aguirre cuando la acusaban de cualquiera de sus chanchullos madrileños, EL NAZISMO. No voy a perder ni un minuto de mi tiempo en explicar que los escraches no son ni violentos ni mucho menos nazismo, porque ES MÁS QUE OBVIO que no lo son. Ni voy a mencionar que los nazis sacaban de sus casas a los judíos, curiosamente, exactamente igual que hacen los bancos y los partidos políticos quienes, con sus medidas políticas, tumban la ILP de la PAH. 

Una imagen de @hablandorepubli sobre escraches y nazismo.
Los nazis son un maravilloso instrumento político de finales del siglo XX e inicios del siglo XXI para desviar la mirada de lo que se quiere ocultar. En este caso, se acusa a la PAH de radicales, se califica a los escraches de nazismo puro e incluso el famoso pseudo-sindicato fascista "Manos Limpias" ha denunciado a Ada Colau. Todo ello para respaldar la causa del Partido Popular y ocultar que su tesorero repartió sobres entre la cúpula del partido en connivencia con el mismo. El nazismo es sin duda un referente ineludible del siglo XX, una piedra que lanzar a nuestro adversario político o social y una forma de que la gente se escandalice, con razón, cuando se ven acusados de tal horror. Y lo mejor del nazismo es que sale gratis, si eres de derechas. Puedes acusar a cualquier persona de ser nazi, que tus votantes no se van a enfadar por ello, y posiblemente incluso te aplaudan por usar uno de sus referentes del pasado. 

Así que, retomando el tema, cuando veáis a un político  decir una barbaridad (sea Wert, Gallardón o Cospedal), no os quedéis con el titular e intentad descubrir y denunciar cual es la noticia que quieren ocultar con sus cortinas de nazismo... perdón, de humo. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada