dissabte, 14 d’abril de 2012

Monarquía o III República

Un activista, reivindicando la III República ante el Parlamento español.
Uno nunca ha sido muy monárquico. Tampoco he sido muy republicano. Lo cierto es que nunca he reflexionado mucho sobre este tema. Pero en realidad, es algo de pura lógica, cualquier persona con mínimas convicciones democráticas debería ser republicana, ya que, de la misma forma que no creo en la religión cristiana, no debería creer en la monarquía. Si no creo en un dios hacedor del universo, no debería creer en un sistema de reino hereditario por la gracia de Franco. En España, a pesar de lo que dicen, hay pocos monárquicos. Unos son más JuanCarlistas que monárquicos, otros son de convicción republicana y otros son franquistas resentidos que creen que el Rey les traicionó a ellos y a los suyos. Sea como sea, cuando fallezca el Rey debería abrirse un debate serio sobre el futuro de nuestro país. No sé yo si los políticos actuales van a estar a la altura (en realidad, estoy seguro de que no), pero va a ser necesario tener una valentía, un sentido de Estado y unas firmes convicciones democráticas que actualmente no veo por ninguna parte en la clase política actual (y como siempre, me refiero las cúpulas de los partidos).

Pero eso nos deja varias reflexiones. La primera es sobre ése argumento que dice que "los presidentes de República siempre se enriquecen a costa del pueblo". A eso es fácil responder que ya lo hace ahora la família real y, por otro lado, ¿qué hay más democrático que permitir a cualquier familia española enriquecerse a costa del pueblo, en lugar de ser siempre la borbónica? En segundo lugar, ante el argumento de "¿Y quienes serían candidatos a la Presidencia de la República? ¿Aznar, González y Anguita? ¡Para eso no cambiamos!" se podría argumentar que "hombre, personas mayores en los partidos españoles hay muchas, seguro que a alguien competente encontraríamos, aparte de a estos tres". 

Eneko presenta en una viñeta su visión
de cómo renacerá la III República.
Pero creo que lo realmente fundamental sería definir claramente qué atribuciones tendría un presidente de la III República Española. ¿Qué poderes tendría? ¿Sería meramente representativa como el Rey? Ya puestos, mejor darle alguna atribución más, ya que te pones a cambiar el sistema estructural del país ¿Sería como un presidente francés, como uno alemán, como el presidente de EE.UU. o un Primer Ministro británico? Es todo un debate, aunque el modelo europeo me parece más adecuado y parlamentario que el anglosajón. La diferencia es quien tiene el poder real, el presidente de la República o el presidente del Gobierno. ¿Y quien elige al presidente del Gobierno en una República? ¿Lo deben eligir los electores o el presidente de la República a dedo? Son todas ellas cuestiones fundamentales para el futuro del país. ¿Y qué país queremos? ¿Uno centralista o uno federal/autonómico? ¿Damos representatividad específica a ciertas regiones históricas o seguimos con la estupidez del "Café para todos" del actual marco autonómico?

Yo, puestos a elegir, prefiero un estado federal en el que cada región escoja si quiere ser dependiente del Estado Central o ser un Estado Federal/Nación con competencias propias. Que cada uno decida qué quiere ser, en lugar de un modelo centralista francés o una autonómico español. En este sentido (y sólo en este) Alemania debe ser nuestra guía. No sólo porque es un sistema altamente eficiente (más por los propios alemanes que por el sistema en sí, lo reconozco), sino también porque da la libertad a cada región de decidir el modelo que más le beneficia. Eso, aunque muchos estén en contra, sólo hace que beneficiar al conjunto del país, porque las sensibilidades históricas quedan satisfechas y porque el crecimiento económico de cada región es proporcional a su esfuerzo, ingenio y modelo productivo. 


Pero no me engaño. Esto es España. Aquí somos incapaces de ponernos de acuerdo en nada, dudo mucho que nuestros actuales políticos tengan suficiente altura de miras en temas tan fundamentales como los que planteaba en el tercer párrafo de este post. Hay demasiadas herencias políticas, ideológicas y guerracivilistas  como para conseguir el reseteo necesario que este país necesita. Quizá, después de todo, la monarquía es lo más práctico, que ya se sabe que las reformas las carga el diablo y, conociéndonos acabaríamos en una dictadura sin darnos ni cuenta... OH WAIT! 

1 comentari:

  1. De acuerdo en todo menos en esperar a que fallezca
    Juan Carlos para cuestionar la Monarquia.

    Imaginemos que fallece.Su hijo felipe pasa a ser rey. Se cuestiona la Monarquía.Sale negativo...
    Felipe debe abdicar... ¿Te imaginas el disgusto que se levaria la pobecita Leti? Me pareceria muy mal,pobre Señora!!

    ResponElimina