dijous, 4 d’agost de 2011

Acción y reacción


La Gran Vía de Madrid, cortada por la marcha indignada.
¿Alguien sabe qué es el Karma? Según nuestra amiga wikipedia, es "energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas" y que dichos actos se ven reflejados en cada una de las sucesivas reencarnaciones del Individuo. ¿O el efecto boomerang? Según la Fraternidad de Babel es "si todo lo que dices es negativo, los mensajes que lances se volverán contra tí y tu imagen será negativa". ¿Y qué me decís de la archiconocida Ley de Causa y Efecto? Según Innatia, dicha ley explica que "Toda Causa tiene su efecto y todo efecto tiene su causa". En fin, podríamos poner miles de ejemplos. Pero lo ocurrido con los indignados los pasados 2 y 3 de agosto es un claro ejemplo de lo antes comentado, es decir, que si realizas un acto, este acto va a tener sus consecuencias. O hablando claro, si desalojas Sol y derribas el punto de información de los indignados "con nocturnidad y alevosía", les quitas sus ordenadores y material electrónico y les tratas a patadas como a delincuentes, obviamente, eso va a provocar una reacción. La reacción fue inmediata: los indignados convocaron a todo el mundo a las 20h en la Puerta del Sol de Madrid. 

Los indignados, protestando ante la policía en Sol.
Quienes creían que por ser agosto la gente no iba a reaccionar, que quitar un símbolo como es el punto de información iba a pasar desapercibido, cometieron un gran error. La delegación del gobierno y el ayuntamiento, en perfecta coordinación, decidieron acordonar la plaza entera, echando a todo el mundo, impidiendo a varios periodistas hacer su trabajo, cerrar la estación de Metro y Renfe de Sol, para evitar que nadie pisara la plaza que da nombre al movimiento. Con las calles adyacentes a la plaza llenas de gente, el movimiento hizo honor a su epíteto y se movió. Se produjeron entonces momentos de asombro entre la policía, que no sabía si quedarse en Sol, irse a la carrera de San Jerónimo, a la calle Carretas, a Neptuno o a la Calle Mayor, lugares donde protestaban los indignados y que, llenándolas, quedaban cortadas al paso de la manifestación. Como explicó muy bien el periódico ABC en su página web, el día 2 terminó en la Plaza Mayor, donde se celebró una asamblea y se montó un punto de información. El seguimiento de este diario de los hechos en forma de "En Directo" es de alabar y se encuentra en este link. Los que no tuvimos la suerte de estar en Madrid ese día pudimos seguir los acontecimientos gracias al twitter de mucha gente presente y no presente en los actos, en mi caso seguí a SuaveRareza y a Sonia Bouzas, quienes dieron buena cuenta de lo ocurrido, como el hecho de que un helicóptero (el llamado #berricoptero) sobrevolara el centro durante horas, molestando a los que intentaban dormir a altas horas de la noche. En la web de la Cadena SER mostraron algunas de las fotografías que hemos utilizado para ilustrar este artículo. 


La asamblea en medio de la Gran Vía madrileña.
El 3 de agosto también fue movidito. Uno de los puntos culminantes fue cuando los indignados cortando la Gran Vía de Madrid, haciendo una asamblea en medio de una de las mayores y más concurridas calles de la capital, tras una tarde en la que, como el día anterior, se convocó a los indignados a ir a la Puerta del Sol a las 20h, siendo de nuevo bloqueados por la policía. Los cuerpos de seguridad no habían desalojado la plaza desde el día anterior, ni abierto la estación de Metro y Renfe, con lo que los comerciantes, obligados a cerrar, debían estar de lo más contentos con las medidas tomadas por el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Ministerio del Interior. El Sindicato Unificado de la Policía hizo público el jueves 4 un comunicado (que podéis leer aquí), dando su opinión sobre lo ocurrido estos días. Gallardón, Aguirre y Camacho se cubrieron de gloria con varias decisiones, en mi opinión, pésimas. Pésimas porque evitaron que la gente se manifestase en Sol (hecho que no hubiera sido tan terrible, pq a partir de las 2 de la madrugada el lugar hubiera quedado despejado de nuevo, sin coste para los comerciantes), pero sobretodo pésimas, desde el punto de vista político, porque provocan un efecto contrario al deseado. Es decir, esas decisiones alimentan, reavivan y dan aún más impulso a un movimiento que sigue su camino sin perder ni fuerza ni adeptos. Son decisiones que provocan más indignación de la gente por las formas en las que se ejecutan y tienen un efecto en la opinión pública, que difícilmente es el que los políticos que las tomaron esperaban. Es decir, o no se pensaron bien o no cayeron en aquello que comentábamos al principio, es decir, que cada acción INJUSTA, provoca una reacción INDIGNADA. ¿Cuando aprenderán...?

2 comentaris:

  1. Hola amigo, mi opinión es que; aún sigo sin entender cuál es el objetivo de no dejar entrar a la Sol ya que como tu bien explicas, por cada acto en contra que ellos organizan (los agentes y gobiernos) obtienen una respuesta mayor y más contundente por parte de los y las movilizados/as. Me gustaría saber cuánto tiempo van a aguantar con los cordones policiales, con los helicópteros patrulla por las noches y con esta negación a la libertad de expresión. Creo que estas en lo cierto cuando dices eso de que contaban con que siendo verano tendría poca repercusión este tema, pero la verdad es que es obvio que siga habiendo movilizaciones y protestas ya que con la precariedad de vida que se da en estos momentos no existen las vacaciones ni lujos a los que uno pueda agarrarse. Estos días estamos viendo/oyendo muchas protestas debido a los cordones policiales y el impedimento a las personas de acudir a un lugar publico a ejercer su derecho de reunión, actos totalmente inaceptables en un estado de derecho en el que supuestamente vivimos. Y que decir de los medios de "incomunicación" dejando ver su parcialidad. "15M" un movimiento que quedará grabado en las paginas de este país y del que no hemos hecho más que ver su inicio. Bonito blog, sigue así, hasta pronto, Montxi.

    ResponElimina
  2. Muchísimas gracias Montxi Seguiremos aquí, pase lo que pase.

    Como digo en el blog, las decisiones han sido pésimamente tomadas, sin pensar dos veces en lo que se debía hacer y las consecuencias que iban a provocar. Que pena de políticos que tenemos que aguantar a veces.

    ResponElimina