dimarts, 22 de juliol de 2014

Mi modesta opinión sobre Gaza

Viñeta de Polo sobre la ofensiva israelí en Gaza.
Siempre me he resistido a escribir sobre Israel y Palestina. No sólo porque ha sido un tema lejano para mí, a pesar de las veces que aparece en televisión, sino también me ha parecido siempre un tema complejo, estancado desde hace décadas y en el cual, ninguna de las partes va a acceder a ceder un milímetro en su postura. En este sentido, es un debate estéril, en el que es una absoluta pérdida de tiempo discutir, ya que ambas partes son absolutamente impermeables a cualquier argumento del otro y ambos demuestran una absoluta falta de empatía en cuanto al sufrimiento del prójimo. Igual que ocurre en debates sobre Cuba / Miami, Aborto sí / aborto no o, en algunos perfiles de personas, Cataluña / España, una discusión entre pro palestinos y pro israelíes es muy probable que termine con ambos bandos en el mismo punto vista inicial, sin haber modificado ni medio ápice su opinión. Y orgullosos de ello. Por otro lado, no podría importarme menos quien gane esta guerra eterna. Entre un Estado democrático ultra-armado y que invade territorios y mata a ciudadanos palestinos con total impunidad y se pasa las resoluciones de la ONU por ya sabéis donde, y un Estado palestino no democrático que aplica la Sharia en su población, como podéis comprender, no voy a defender a ninguno de los dos. Igual que no defiendo ni al Estado comunista cubano ni a los ultraconservadores cubanos de Miami, porque ninguno de los dos bandos tiene nada que me parezca defendible.

Viñeta de Latuff, de 2009.
Dicho esto, hay datos que son irrefutables. Israel, una vez más, ha atacado territorios palestinos impunemente, sin que la comunidad internacional mueva un músculo para defender a la población palestina bombardeada en la franja de Gaza. La invasión de la franja (porque es lo que es, una invasión pura y dura con tropas, tanques y bombardeos diarios desde hace dos semanas), a día de hoy, ha provocado más de 500 muertos (como han publicado El País o ElDiario.es) de los cuales 100 de ellos son niños. No veo cómo alguien puede defender o intentar argumentar el asesinato de niños, sean de donde sean. No hay argumento, el que sea, que justifique la muerte de niños. La matanza que se está produciendo en la Franja de Gaza, en mi opinión, no es más que otra acción desproporcionada del gobierno israelí, que servirá de excusa para apoderarse de más territorios palestinos, probablemente, buena parte de la franja de Gaza. Las tácticas israelíes de invasión (avisando a la población de los bombardeos) son dignas del peor terrorismo de Estado. "Te voy a bombardear. O te quedas o mueres, tu decides". Recuerdan a otros tiempos y son tan injustificables hoy en día como lo fueron en su época. Por otro lado, estos ataques han provocado ya más de 100.000 palestinos desplazados. Gente que ha perdido sus hogares, sus pertenencias, sus hijos, sus vidas y que probablemente jamás vayan a recuperarlos. Ocupación, colonización y olvido. Eso es lo que van a sufrir las víctimas de esta guerra.  

Viñeta de Latuff, de 2014.
Decía Pedro Blanco en su editorial de 'Hora 25': "¿Qué tiene que ver el derecho a la defensa con el asesinato de niños? (...) ¿Por qué se va a sentir más seguro un israelí con la muerte de un niño (palestino) cada 90 minutos? (...) ¿Por qué el derecho a la protección de Israel se ejerce destruyendo instalaciones médicas, atacando hospitales, matando a civiles o acabando con la vida de inocentes?". Muy buenas preguntas. Igual que también lo son ¿por qué la comunidad internacional no hace nada al respecto? ¿Por qué razón permiten la invasión de territorios palestinos por parte de Israel? ¿Por qué razón la ONU convoca una reunión de urgencia para debatir el tema del avión MH17 abatido en Ucrania, pero ignora por completo la invasión y matanza en la franja de Gaza? No se entiende este silencio internacional, si no es por la defensa que EE.UU. hace de los intereses israelíes en el mundo, como hemos visto en muchas viñetas, como la de Latuff. 

Volviendo al principio, otra de las razones por las que siempre me resisto a opinar sobre el conflicto palestino/israelí es que puedo apuntar relativamente poco al asunto. Hay gente mucho más formada que yo en este aspecto, más preparada, con más experiencia y que tienen un conocimiento más de primera mano, como Olga Rodríguez. Hablar de oídas es fácil, opinar viendo el telediario, peligroso, y negar lo que está ocurriendo, execrable. Pero creo que es preferible denunciar qué está ocurriendo a quedarse callado, aportar mi minúsculo punto de vista, por insignificante que sea, a una situación que debe ser denunciada ante todo el mundo, porque todas estas muertes no pueden quedar impunes. Lo que me temo es que la historia va a colocar a cada uno en su sitio, cuando ya sea demasiado tarde.

En mi opinión, la viñeta más estremecedora y acertada sobre Gaza, de Miki y Duarte.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada