divendres, 3 d’agost de 2012

El famoso populismo

Vivimos gobernados por inútiles. Pero no son inútiles porque sean malos políticos, que lo son, ni porque no se den cuenta de ello, que se dan cuenta. Vivimos gobernados por inútiles porque a pesar de saberlo, lo ignoran por completo. Siguen adelante con su inutilidad social y suponen un lastre. Un lastre que el pueblo, que no es tonto, observa. Un lastre que les sitúa como el tercer problema de nuestra sociedad según la encuesta del CIS. ¿Y qué ocurre con los lastres, cuando nos impiden avanzar? Que nos deshacemos de ellos. Si alguien cree que sólo hablo del PP, está equivocado. El PSOE es primer lastre que ya hemos empezado a soltar. Los resultados en las últimas elecciones fueron los peores de la historia en unas Elecciones Generales. Se debió a que el partido llevaba su propio lastre (Zapatero), a que el propio partido se libró de su aún líder y Presidente del Gobierno (¿cómo vas a votar a un partido que intenta acabar con su propio líder?), a que se impidió llevar a cabo unas Primarias y a que Rubalcaba tiene menos carisma como candidato que Rajoy, que ya es decir. 

Esta sucesión de pésimas decisiones llevó a la pérdida de 4 millones de votos el 20N de 2011 y ello, sumado a la fragmentación del resto del Parlamento, provocó una mayoría absoluta del PP. Pero si el PSOE lleva el mismo camino que el PASOK (el partido socialista griego, que perdió muchos votes ante Syriza, el IU griego), el PP no está mucho mejor, a pesar de la mayoría absoluta. Su pésima gestión está convirtiendo el Estado del Bienestar en "El Estado del Bienestuvo", como ya ha ocurrido en Grecia y Portugal y sus propios votantes, tradicionalmente fieles, están demostrando que se les ha acabado la paciencia. Muchos de los llamados "liberales" (votante económicamente conservador pero que no comulga, nunca mejor dicho, con la derechona democristiana ultracatólica que domina al PP) se están yendo a UPyD. El partido fucsia, viendo el destrozo que hacen unos y otros, espera recoger los votos de centro socialistas y los votos centro-liberales populares con varias palas cargadoras marca Caterpillar... o JCB, o John Deere o Komatsu o la brand que más os pitufe. 

Además, tanto Izquierda Unida como UPyD están creciendo, ya que en tiempos de crisis los partidos tradicionales caen y los extremos crecen y es entonces cuando aparecen esos grandes personajes de la historia que son los "políticos populistas". Porque uno se fija en algunos países y le viene a la cabeza una reflexión: "Cómo tenían que ser los otros políticos para que la gente cayera en manos de tipejos como Evo Morales, Berlusconi, Chávez o cualquier político argentino de los últimos 100 años". Quiero decir, la culpa no es de estos presidentes, ni de la gente que les votó, sino de los políticos que gobernaron y que no supieron hacerlo para el pueblo. De los políticos que, en lugar de conseguir mejorar al país, se dedicaron a llenarse los bolsillos con, por ejemplo, manutención para un piso cuando ya disponen de varios en la capital.



Pero hay algo que está claro, si los políticos hacen bien su trabajo, salen reelegidos, y si no lo hacen, se los suelen petar. Y si además lo hacen mal durante décadas y la política llega a extremos de desprestigio como los que tenemos en España, aparecen estos tipejos, los políticos populistas, que se presentan como salvadores de la Patria, que dicen luchar contra la corrupción, que usan argumentos de izquierda y derecha y que a la larga acaban con los partidos tradicionales. De ésa forma llegan al poder y de allí, como se ha visto, es muy complicado sacarles. Y no sé porque, después de escribir este post, me viene el nombre de Toni Cantó a la cabeza. Que nos coja confesados. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada