diumenge, 25 de març de 2012

Elecciones andaluzas y asturianas

Una vez más, las encuestas han fallado estrepitosamente. El palo que se ha llevado Javier Arenas en Andalucía, a pesar de ganar por primera vez en la historia con su partido, es un reflejo de los tiempos actuales. De la misma forma que el PSOE se hundió en toda España por culpa de la gestión de Zapatero de la crisis y los primeros recortes, Arenas puede echarle la culpa a las medidas y recortes tomados por Rajoy, Cospedal & Co. Sin ser el candidato ideal (4 veces presentado, ganando sólo por 3 escaños contra el PSOE más débil de la historia de la democracia), Arenas tenía el enemigo en casa. Intentó alejarse de las medidas tomadas desde la Moncloa pero le ha servido de poco. El más que probable pacto entre PSOE e IU anulan un éxito de victoria en el sur y dan un poco de aire al PSOE de Rubalcaba, que iba de derrota en derrota desde la victoria de Zapatero en 2008. Aunque conociendo la casa, de poco va a servir...


Otro dato a analizar, la baja participación. No es nada nuevo, viene siendo habitual en la izquierda descontenta, pero es muy sintomático que en esta ocasión se ha visto afectada también la derecha, porque sino no se entiende que con una participación del 62% el PSOE haya obtenido estos resultados. Por otro lado, entiendo perfectamente las razones de alegría de los socialistas andaluces, pero celebrar de este modo haber perdido 9 escaños me parece un tanto excesivo. Izquierda Unida, con la movilización social de los últimos tiempos contra las medidas y recortes varios, ha sido recompensada con 12 escaños, lo que le da la llave para entrar en un gobierno de coalición con el PSOE de Griñán y la oportunidad de obligar a los socialista a aplicar (por una vez) políticas de izquierda. 

En cuanto a Asturias, pocas sorpresas, aparte de la resistencia numantina del partido de Álvarez Cascos, a quien los sondeos (los que nunca se equivocan) pronosticaban un batacazo considerable. En lugar de eso, gobernará posiblemente con el apoyo del PP. Sorprendente, cuando fue precisamente el PP quien, junto al PSOE le obligó a convocar elecciones anticipadas. También importante comentar la entrada de UPyD en el parlamento asturiano, con un sólo diputado, pero que parece mostrar una tendencia al alza de este partido, que aún nadie sabe hacia donde va.  

1 comentari:

  1. la pinta que tiene de señorito andaluz no acompaña para ganar unas elecciones.

    ResponElimina