dijous, 6 de gener de 2011

Más de lo mismo en 2011

En el último mes y medio, han ocurrido muchas cosas en el mundo de la política que no he querido analizar porque asuntos de índole familiar me han hecho darme cuenta de lo que realmente importa en la vida, que la política sigue tan ruin como siempre y que, por lo tanto, en ocasiones no vale la pena ni comenatarla. Los políticos siguen igual, la tendencia política ha cambiado poco también (suben las derechas, se hunden las izquierdas, el centro no existe) y el futuro de nuestro país parece políticamente bastante claro. El PP sigue subiendo en las encuestas (sí, esas que luego parece que no sirven de nada pq la gente vota lo que quiere, lo que le interesa o contra quien más rabia le da, no suelen votar nunca lo que predicen las encuestas), el PSOE (y sobretodo Zapatero) siguen en caída libre a un abismo de crisis sin fin aparente y el resto igual (por ejemplo, CiU continua su orgía postelectoral, frotándose las manos tras "la travesía del desierto" y el regreso de 'los buenos' a la Generalitat).

Hace un par de semanas vimos un reportaje de TV3 sobre la noche de las elecciones catalanas de Artur Mas ("candidat Mas, President Mas" se llamaba y aquí está el link) en el que se hace un muy buen perfil del ya President Mas, un hombre que me convence más que mucha gente de su partido. Como ya he comentado en más de una ocasión, los 8 años de oposición le han ido muy bien al nuevo President de la Generalitat. En su primer discurso navideño creo que abusó un poco del "Ellos y Nosotros" entre España y Cataluña, posiblemente porque jamás ha existido un "Nosotros" de verdad ni por parte de "Madrid" ni tampoco desde "Barcelona". El otro día escuchaba Hora25 de la Cadena SER. En el debate un contertulio (disculpadme pero no recuerdo su nombre) definía ése discurso de Mas de "victimista" (un epíteto de sobra conocido porque siempre se utiliza como excusa para desprestigiar cualquier reclamación que desde Catalunya venga) mientras otro, Fernando Berlín (que no es "ni catalán ni catalanista ni amigo de los nacionalismos" en sus propias palabras) afirmaba que entendía el tono de Mas en su discurso navideño porque "históricamente se han ninguneado por norma las reclamaciones de Catalunya". Obviamente el primer tertuliano negó la mayor, "que no, que a Catalunya se la tiene en cuenta pero a menudo se excede reclamando tanto". Ya me perdonaréis la expresión, pero "la misma mierda de siempre".

Recuerdo los primeros años de Carod Rovira, quien sacó excelentes réditos electorales del ultraderechismo de la era Aznar, a quien acusaban de haberse cargado en un par de años todo el trabajo de Convergència en los 20 años del Pujolismo. Es cierto que sus declaraciones provocaron el boicot al cava catalán (que aún dura en algunos círculos) pero no estoy de acuerdo en lo de que derrumbó el legado pujolista pq, en mi opinión, nunca caló. Y me baso para afirmar esto en lo fácilmente que afloraron las posiciones anti-catalanistas en toda España. Si lo único que hacía falta para hacer renacer el anti-catalanismo implantado durante 40 años antes de la transición eran las declaraciones de un político irresponsable, es que muy hondo no había calado el mensaje convergente. No me entendáis mal, estoy totalmente a favor de ese mensaje y soy el primero en lamentar que no funcionara. Pero es eso, no funcionó. Mas tiene un trabajo ingente en hacer "renacer" un país hundido por el paro y por 8 años de desacuerdos y peleas tripartitas. Y creo que lo primero que debe hacer es olvidarse de Madrid e ir a la suya, arreglar la casa, que bastante fastidiada está, pobre. En cuanto al PSC, igual que al PSOE dentro de un par de años, le queda una larga travesía de reconstrucción que veremos cómo termina.

Sobre el llamado "caso Cascos", no quiero comentar nada pq no creo que el tema salga de Asturias. No hace falta ni decir que seré el primero en alegrarme que haya una fisura en la unidad del PP, pero tan cerca de las elecciones municipales, autonómicas y el año que viene Generales, dudo mucho que la tropa aznarista se la juegue con una escisión partidaria. En el PSOE, el melón sucesorio es lo que preocupa, no por saber quien será el sucesor (que parece bastante obvio que sería Rubalcaba), sino por saber si se producirá o no. Desde los mentideros se dice que Sonsoles (de quien dicen que no quiere que ZP siga) podría jugar un papel importante en esto. Aunque algunos analistas comentan también que no creen que Zapatero se marche, tampoco dan muchas explicaciones al respecto. Como dice el maestro Miguel Ángel Aguilar "Veremos".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada