diumenge, 13 de juny de 2010

I love football!


Según cuentan, el mítico delantero del Barça y de la selección inglesa Gary Lineker dijo, tras ser eliminado del Mundial de Italia'90, que "el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan 11 contra 11 y siempre gana Alemania". El bueno de Gary cayó ante los germanos en las semifinales. Pero afortunadamente las cosas han cambiado. Alemania sigue siendo un rival a temer, pero otras selecciones han ganado mucho peso, como Brasil, Portugal o incluso España. El Mundial de fútbol, además de un negocio innegable, es un acontecimiento que cada 4 años llena de ilusión a millones de personas de todo el mundo, aficionados al deporte que con pasión esperan el día que jugará su selección. También son días para aquellos enfermos que son capaces de tragarse un Argelia-Eslovenia, un Japón-Camerún o un Paraguay-Nueva Zelanda con una cerveza en la mano y animando al equipo que más simpatías le provoca, por incomprensibles razones que casi nadie puede llegar a comprender. El popular periodista Julio Maldonado "Maldini" es un gran ejemplo de ello. Pero para los que amamos el fútbol, estos son días felices. Se acercan las vacaciones, hace buen tiempo y mucho deporte en la tele. No sé a vosotros, pero ¡a mí me encanta el verano!

Por otra parte, y más acorde con lo que suelo escribir en este blog, hoy ha habido elecciones. No son legislativas, ni constitucionales, ni autonómicas, ni municipales. Son mucho más importantes que eso. Hoy han sido las lecciones del Barça. Como ya contamos en posts anteriores, han sido unas elecciones muy reñidas, con muchos precandidatos y, finalmente, cuatro candidatos que pasaron el corte. Sandro Rosell, el favorito, Jaume Ferrer, el heredero de Laporta, Marc Ingla, quien encabeza a los directivos que se marcharon de la junta, y Agustí Beneditto, el outsider, que se confirmó a última hora y, sin duda, la revelación de estos comicios. Todos ellos tienen origen Laportista, todos formaron parte del equipo del presidente saliente en un momento u otro y tienen un perfil más o menos similar:

Arriba, Rosell y Benedito. Abajo, Ingla y Ferrer-->
- Sandro Rosell lleva 2 años preparando su candidatura, es el más conocido y lo ha tenido todo de cara para ganar. Algunos dicen que es el candidato más parecido a Florentino Perez.
- Agustí Benedito es el candidato más "normal" de todos, cercano, con buena oratoria, preocupado por el socio y desea darle formas de participar en el club. Ha sudado sangre para llegar donde está y eso, aunque no ha ganado, puede ser fundamental para futuras elecciones (a veces, lo más importante de unas elecciones no es ganar).
- Marc Ingla dispuso de un gran equipo, un gran proyecto, pero le faltó tiempo y el carisma del líder. A su modo, es un perfil similar al de Montilla, muy trabajador y eficiente, pero en absoluto popular. Además comenzó bastante mal su campaña, atacando demasiado a Rosell, en lugar de vender su proyecto propio.
- Jaume Ferrer... un caso aparte. Laporta le dio su apoyo, es su heredero, pero su campaña ha sido muy floja (debilitada por las continuas declaraciones de Laporta contra Rosell) y jamás dio imagen de candidato plausible. A los que les gustó el proyecto deportivo de Jan seguramente votasen a Ingla, quien fue cabeza visible de su directiva durante bastante tiempo.

A pesar de todo, los resultados son claros. Ha ganado Sandro Rosell, con el 100% de los votos escrutados, con más del 61% de los votos. Benedito segundo con un 14%, Ingla tercero con un 12% y Ferrer, como se preveía, último con un 10%. Parece claro que ni uniendo las tres candidaturas (como estuvo a punto de suceder la noche del sábado 12, un día antes de las elecciones) hubieran podido hacer frente al presidente electo, que como reconocía Ingla, "lleva 5 años haciendo oposición y yo sólo 5 semanas". Visto así, los resultados son comprensibles. Es una victoria muy trabajada. Benedito sale como el ganador entre los perdedores, el candidato ideal para futuras elecciones, aunque aún queda mucho para ello. A partir de ahora, se debe hablar del Barça de Sandro, con Andoni Zubizarreta (el mítico Zubi) como secretario técnico. Veamos como le va, buena suerte.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada