diumenge, 22 de desembre de 2013

Y los gays seran los siguientes...

Hemos leido a lo largo de los ultimos dias varios posts sobre las ultimas acciones del gobierno "moderado" de Rajoy, ese flojeras y maricomplejines a quien algunos aplaudieron cuando gano la partida a Esperanza Aguirre, para mantenerse al frente de su partido tras la segunda derrota electoral contra Zapatero en 2008. En esos posts, como el de Patricia Horrillo o de Strambotic, se decribe como este "moderado" no solo ha acabado con el Estado del Bienestar, sino que ha recortado en servicios sociales (como la Sanidad y la Educacion publicas), ha recortado en derechos constitucionales como el de manifestacion o el de un aborto libre, ha subvencionado la Iglesia Catolica con 12 millones de euros al mes, ha devuelto la clase de religion a la Escuela Publica y eso si, de forma muy muy moderada, ha participado en la mayor trama de corrupcion y financiacion ilegal de un partido del ultimo siglo en este pais. Pero si, muy moderado el tipo. 

Dibujo de El Roto sobre represion. 
Pero esto solo en dos anos. A partir de ahora va a ir todo... a peor. Se van a seguir recortando derechos fundamentales, servicios sociales y "se daran pasos adelante" en la reforma laboral, es decir, nos van a seguir quitando derechos adquiridos para que unos pocos se puedan beneficiar mucho de ello. No soy capaz de imaginar los proximos robos de derechos, porque ya se han producido unos cuantos. Si me imagino los que impondran tras ganar las proximas elecciones (porque creedme, van a ganarlas, porque nadie en la oposicion hace oposicion ni tiene capacidad de ganar unos comicios), y no pueden ser otras medidas que el regreso de la pena de muerte. No sera de un dia para el otro, evidente. Van a seguir apretando la cuerda hasta que alguien explote y coja las armas. Porque la mal llamada Ley de Seguridad Ciudadana promueve precisamente que se cometan delitos, ya que es mas practico cometerlos, siendo las penas mas suaves que las de las faltas, por manifestarse. 

Esa no es mas que una estrategia de cualquier Estado represor para generar violencia. Una ciudadania que se ha manifestado mas de 6.000 veces y solo en 16 de esas 6.000 se hayan producido altercados no interesa a un Estado represor, porque no justifica asi las agresiones policiales desmedidas. Con la llegada de la violencia, llegan las excusas para reformar las leyes fundadas en los Derechos Humanos y, reinstaurar asi, acciones despreciables como la pena de muerte. Porque nunca es repentino, siempre se busca alguna excusa para retroceder. Siempre hay voceros despreciables (no hace falta ni nombrarlos) que la fomentan durante meses hasta que a algunos les parece justificable. Se que por escribir estas palabras me llamaran demagogo, alarmista o extremista radical (que ilusos...), pero temo (temo, realmente) que el tiempo acabara dandome la razon. 

Pero entre el dia de hoy y el dia que regrese la pena de muerte quedan aun muchos recortes, robos de derechos, amnistias a corruptos, politizacion del poder judicial, perdon a infantas y prescipcion de delitos politicos. Y si el colectivo homosexual sonaba con librarse de esta, por desgracia, ya puede ir preparandose. Al matrimonio gay le quedan dos telediarios.  



(Este post no tiene tildes pq el ordenador desde el que ha sido escrito no los tiene, disculpas)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada