dimecres, 16 de març de 2011

Suki da yo Japan!

Japón, arrasado por el terremoto y el tsunami.
A todos nos ha impresionado todo lo ocurrido en Japón los últimos días. No sólo un terremoto de niveles históricos (9 en la escala Richter) o un devastador Tsunami (como el la tradición japonesa de antaño avisaba que algún día llegaría, hundiendo todo el país), sino sobretodo por la catástrofe nuclear que podría dejar al accidente de Chernobyl como una mera anécdota. En este Link hay un mapa de los niveles de radiación en cada provincia de Japón, en tiempo real (esperemos que no aumenten las zonas en rojo). Me entristece porque la japonesa es una cultura y una sociedad casi únicas en este mundo, muy racional y moderada, muy distinta a casi todas las demás que conocemos en occidente. Japón ha sido un ejemplo de trabajo constante, pertinaz, de eficiencia y de amor (casi adicción) por la tecnología. En todo el mundo se han promulgado múltiples peticiones de ayuda para este país que va a tener que reconstruirse (si la catástrofe nuclear no hace de sus tierras un lugar donde no sea inviable vivir, como Chernobyl). Entre ellos me gustaría destacar la de un americano de origen japonés, uno de los más conocidos si eres un friki como yo, el mítico George Takei (el Sr. Sulu de Star Trek), quien pedía ayuda para su país en este video. Pero hay que ir con cuidado a quien damos dinero para japón, porque como era de esperar (y cómo indica esta noticia de La Vanguardia) se han sucedido en todas partes, incluidas las redes sociales, las falsas organizaciones que pretendían recaudar dinero para Japón cuando en realidad eran un triste fraude. Como decía aquel, hay que estar "al loro". 

Otro tema apasionante en este tema es el resurgimiento del debate nuclear. En este mismo blog me he distinguido por comentarios anti-nucleares, una postura que mantengo ahora más que nunca, y que me lleva a preguntarme porqué los dos principales partidos de nuestro parlamento se niegan a reiniciar un debate nuclear que, teóricamente, no tendría mucha discusión. Es comprensible teniendo en cuenta que ambos partidos tienen claros intereses en el tema nuclear, más claros en el PP, que prefiere escurrir el bulto, y más sorprendentes en el PSOE, cuya extraordinaria capacidad de provocar incoherencia con su discurso y con el de sus electores es cada día más fascinante. Cuando por ideología debería apostar por las energías renovables y tiene la oportunidad de proponer un plan energético para los próximos años, decide no hacer nada y optar con la boca pequeña por las nucleares. Alucinante. Pero en definitiva lo que ambos partidos han dicho esta semana es "este tema mejor no tocarlo ahora que está caliente", no sea (añado yo) que nuestros intereses se vean truncados.

Esta viñeta de El Roto muestra la forma en al que
se intenta hacer creer a la población
De hecho también es remarcable la clásica política de comunicación que el gobierno japonés ha desarrollado durante esta crisis. Digo clásica porque es de manual: Negar al principio, minimizar daños después y reconocer lo obvio a medida que va ocurriendo. Un clásico de comunicación política que a Zapatero le salió pésimamente en el caso de la crisis y más o menos bien al PP con el caso Gürtel (posiblemente pq los votantes sean más proclives a perdonar la corrupción que la ineficiencia). Otro ejemplo claro de reacción política al caso de Japón es el de Merkel, la lideresa europea, que ha decidido (como vemos en este artículo de Público) dar un giro de 180º a su política nuclear. No por conciencia ecologista o porque se haya visto la luz (metáfora muy adecuada en el caso nuclear) en este asunto, sino porque en pocas semanas se enfrenta a unas elecciones. Sí amigos, Madame Merkel vuelve a enseñar su rostro de nuevo.

El Roto ha publicado en El País grandes viñetas
sobre debates como el de las nucleares.
 
Volviendo al tema del debate nuclear, afortunadamente en los medios de comunicación sí se está produciendo este debate a favor o en contra de las nucleares. Un debate que he considerado absurdo porque es OBVIO que la tecnología nuclear NO es limpia y tiene grandes peligros para la salud humana cuando ocurre una catástrofe. Disculpas si me repito, porque ya he escrito esto muchas veces pero "una energía que provoca cáncer NO ES LIMPIA". Y si es tan limpia como aseguran, ¿Por qué razón se está alejando a toda la población japonesa en 30 km a la redonda de las centrales de Fukushima? Siento meterme siempre con los mismos, pero el ejemplo es muy adecuado, porque el Sr. Aznar, dos dias antes del terremoto de Japón, cantó las excelencias de la energía nuclear. Me imagino que cada verano envía a sus nietos y nietas de colonias a las centrales nucleares de Garoña o Vandellós, como ejemplo de la limpieza de este tipo de energía... Ah, ¿como? ¿que no lo hace? Uhmm... qué curioso...

Ironías aparte, esperemos que la tragedia sea mínima en Japón, que ocurra un milagro y nada malo pase en Fukushima o en la central nuclear cercana a Tokio y que nadie en este bello país salga herido o perjudicado. Y quiero mostrar mi apoyo a todos los trabajadores de la central que se han quedado más tiempo del prudencial para intentar minimizar hasta el último minuto los daños que una catástrofe nuclear pudiera causar. Les deseamos lo mejor, pero creo que por desgracia, igual que en el caso de los famosos "liquidadores" de Chernobyl, su destino está sentenciado.

Suki da yo, Japan. Recupérate pronto. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada