diumenge, 1 de juny de 2014

Reconstruir Can Vies

El paradigma ha cambiado y no se han dado cuenta. La sociedad no se deja ya engañar por los medios de comunicación tradicionales, porque las redes sociales contrarrestan cualquier campaña de desprestigio de lo que estos definen como "okupas", "antisistema" o simplemente "los violentos". En la mañana del 31 de mayo se produjo una imagen muy poderosa en cuanto a todo lo relacionado con Can Vies (del que podéis encontrar más información en varios hashtags como por ejemplo #CanVies, #CanViesNoEsToca o #ReconstruimCanVies). Esta imagen es la de los ciudadanos que defendían el conocido centro social barcelonés (que llevaba 17 años ayudando a la gente de los barrios, antes de su demolición) haciendo una cadena humana para reconstruir los restos de centro, medio derruido. La imagen de la reconstrucción de un centro social por las autoridades, quita cualquier tipo de legitimidad al discurso criminalizador de las autoridades barcelonesas, porque muestra a la sociedad reconstruyendo lo que sus dirigentes han destruido. Cualquier tipo de propaganda en la que se intentase buscara desprestigiar a los defensores de Can Vies, tras esta imagen caía en saco roto. 

La cadena humana formada para retirar las ruinas de Can Vies y reconstruirlo.
Por esta razón, desde el bando de las autoridades, se necesitaba de nuevo poner el foco en los contenedores quemados, en las peleas, en los famosos encapuchados, etc. para intentar atemorizar a los ciudadanos que ejercen su derecho a la manifestación y para criminalizarles ante los vecinos del barrio. Por esta razón, se volvió a imágenes como esta que ha publicado hoy El Mundo, con pies de foto que dan vergüenza ajena. 

Pero de nuevo, la realidad se ha impuesto por encima de la propaganda política, ya en la noche del 31 de mayo al 1 de junio, unas horas más tardes de la primera imagen que mostramos en este post, los Mossos d'Escuadra formaron un cordón policial en la esquina de las calles Gran Via y Rocafort, en el que no permitieron la entrada a la prensa. Cuando un cuerpo policial, sean los Mossos, la Policía, la Guardia Civil o el que sea, impide la entrada a la prensa, es un gran indicativo no puede estar pasando nada bueno. En el Hashtag #EstatPolicial#DefensemElsBarris o en este video de Bambuser, comprobamos que los Mossos realizaron un despliegue policial completamente desmesurado, en el cual se produjeron algunos incidentes ciertamente lamentables, incluidas 6 detenciones y 225 identificaciones. El procedimiento policial fue el siguiente: Se encerró a un grupo de manifestantes en un cordón policial, alejados de la prensa, para identificarles (como si de criminales se tratase) y, según reflejaba esta información del periódico online La Directa, se obligó a varios manifestantes a encapucharse, con la intención de fotografiarles vestidos como "antisistema". Podéis ver las imágenes en este video de Youtube:


Al lugar se presentaron los diputados de la CUP David Fernández y de Iniciativa-Verds David Companyon, además del abogado Andrés García Berrio, de la Coordinadora Catalana per a la Prevenció de la Tortura, que retener a ciudadanos e identificarles es una práctica, como poco, irregular y mucho más teniendo en cuenta que no se permite a la prensa ver qué ocurre en este perímetro, como vemos en esta fotografía, en el que todos los periodistas están arrinconados para que no vea qué ocurre. 


El video Bambuser de EfecteCanvies la compañera explica que varios Mossos, encapuchados, de paisano o con el uniforme antidisturbios colocan ropa en el suelo y le sacan fotografías, imaginamos (porque no tenemos esta información confirmada) que son objetos requisados a los manifestantes atrapados en el cordón policial.



La compañera que graba este video Bambuser describe como varios agentes le echan lo que ella define como "miradas de amor" (en un tono claramente irónico, dado que estos no se muestran nada contentos de ver a alguien grabando su actuación). De hecho, tras estos acontecimientos, podemos ver en el minuto 25:50 cómo el helicóptero que vigilaba la zona apunta con el foco al balcón que la chica que está haciendo la retransmisión, para señalarla directamente. La luz blanca de la siguiente fotografía no es una farola, sino el foco del helicóptero de los Mossos, apuntando a la activista que graba el video Bambuser. 


Por último, ESTE VÍDEO de varios Mossos d'Esquadra camuflados (los conocidos como "secretas"), llevando en sus manos armas no reglamentarias (las baras metálicas retráctiles) y empujando a un ciudadano que les graba. Muy educativo... 


Por eso decía al principio de este post que las imágenes son muy poderosas, porque hay que quedarse con la primera fotografía, la de los ciudadanos reconstruyendo Can Vies, y no con todo el resto de imágenes, incluidas las de la represión policial, ya que desvían la mirada de lo realmente importante. En eso, yo mismo caigo en la contradicción, mostrándolo todo, pero como periodista tengo el deber de ver la imagen global en perspectiva, la Big Picture (como dicen los estadounidenses), aunque, repito, la imagen con la que se debe quedar todo el mundo es la de la reconstrucción (que han iniciado los ciudadanos) de un centro social derruido por las autoridades. Por otro lado, todas estas imágenes de la actuación de los Mossos definen al alcalde Xavier Trías, quien ha mostrado tener una nula capacidad de diálogo, desalojando de un día para otro un centro social que llevaba 17 años realizando labores de ayuda a los barrios. Derribarlo sin previo aviso, utilizar a las fuerzas del orden de forma desmesurada, establecer un cordón policial para que la prensa no pueda ver las identificaciones o señalar con focos de helicópteros a ciudadanos que graban lo que está ocurriendo, son indicios claros de que algunos políticos y jefes policiales de los cuerpos de seguridad tienen un concepto de democracia muy mejorable

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada